viernes, 6 de febrero de 2009

MIS ABUELAS

Lola/Lala

Creo que ninguna de las dos pensó cuando chicas, una en el sur de Chile y otra en el centro del país, que su nieto mayor podría volar miles de kilómetros en avión y llegar a estar en Juan de Herrera, San Juan, República Dominicana…. Pero la vida las junto y qué bueno que las juntara.
Mis abuelas, la mamá de mi papá y la mamá de mi mamá, dos mujeres que hoy desde el cielo deben estar haciendo sus cosas favoritas…. La abuela Lola debe estar pasando el chancho temprano, teniendo su casa ordenada y cocinando cosas ricas como galletas, calzones rotos o conservas para compartir y guardar para la gente que ala acompaña; y mi Lala que debe gozar de un mar azul, que en verdad es el cielo, que envés de tener espuma de olas reventando, tiene nubes, debe nadar todo el día, enseñándole a los que no saben, y en los ratos que pude hace galletas de limón, termina sus puzles y termina el día contándoles el cuento de la niña que se cae en la selva peruana en un avión y se salva por comerse los dulces que el papá le mando de regalo y caminar río abajo.


Mis abuelas, eran tan diferente, pero lo mejor es que las quiero….. Es más cuando murió mi abuela Lola, fue la primera vez que me arrepentí de no demostrar los sentimientos de cariño, ya que nunca antes se me había muerto un ser querido y nunca por mi edad y los momentos le pude decir gracias o te quiero, al contrario con mi Lala, me pude despedir, le pude agradecer sus gestos, sus momentos, Algarrobo, el amor demostrado con mi tata, el cuidado, todo……Al final ambas de distinta forma me hicieron crecer, y mediante sus hijos me enseñaron dos cosas que hoy creo me pueden definir, una es el ORDEN, de la abuela Lola, el segundo (no es por orden de importancia) el CUIDADO POR EL OTRO de la Lala.


Abuelas, mujeres diferentes, madres, Algarrobo/Cantarrana, Paz de mar/Vida de campo, Trabajo de tinturas/Simpleza de canas, Mamá/Papá, Familia/Familia, Tartaletas/Galletas, Tierra/Cenizas. Todo esto nace gatillado por la conversación de hoy en la mañana con Dolores, mi jefa, mi mai de crianza de Dominicana….. Sigan cuidándome desde el cielo, yo desde la tierra con su arroz con leche y su medallita de graduación las ciento a mi lado.


TE QUIERO/TE QUIERO
LAS QUIERO




3 comentarios:

francisco dijo...

negro, me alegra que alguien como tu este ayudando en mi tierra. ese texto que escribiste, es una muestra de agradecimiento por los que te dieron y te enseñaron a dar. un abrazo desde algun lugar del mundo.

francisco el novio de la paula

Carlos Ubilla dijo...

Francisco, amigo, como me dijiste la semana pasada, esta ya es mi tierra también, tal como Chile es tuya.

Del Tata.....(La Coco) dijo...

De tu Abuelo...Marcos el Tata.

Hijo mio, yo nunca hubiera pensado que tu fueras capaz de recuersos tan amorosos de tus dos abuelitas.

La verdad es que hoy al conocer lo que tu has escrito me llena el alma de emoción y recuerdo todos esos pasajes de la vida tan queridos, tan profundos, tan dulces que vivmos desde que tu eras muy pequeñito.

Como no recordar aquellos momentos del dpto. cuando se fue tu nana y como tus padres, uno trabajaba y la otra estudiaba yo me hice cargo de ti, te llevaba en mi auto hasta San Miguel y te colocaba en un rincon del living para que jugaras las pequeñas cosas que disparabas al suelo a cada rato.
Hube de rodearte de tal manera que las cosas no llegaran al suelo y me reí siempre de tus gestos y del correr de tus manitas sobre la mesa.
Y a propósito de mesa como no recordar que colocabamos tu silla nido en el comedor y con Emita (la nana de ese tiempo en mi casa)te dabamos la sopa que cuando no te gustaba la lanzabas al aire sin ninguna consideración con la ropa de los demás.
Pasó el tiempo, fuiste un niño maravilloso para nosotros y junto con Juanita te llevamos de regalo una granja completa de juguete, para tu deleite y como una premonición de que cuando grande tendrías mucho que ver con la tierra las plantas y las granjas.
Llegado ya la madurez nos diste la felicidad de ser un ejemplo en la Universidad y llegar a ser un profesional honesto, humilde y cariñoso.
Hay muchas cosas mas que pudiera recordar pero eso fue como una culminacion de lo que quisimos siempre Juanita y Yo.
Ahora sólo me resta agradecerte la felicidad que me has dado al existir y ser como eres. Sólo pido para ti felicidad y el emjor destino que la vida pueda ofrecerte.
Te quiero Mucho Negrito.
Tu Tata Marcos.